Trono de Nuestra Señora del Mayor Dolor y San Juan Evangelista

Trono de Nuestra Señora del Mayor Dolor y San Juan Evangelista

Nuestra Señora del Mayor Dolor y San Juan Evangelista van cada Miércoles Santo sobre un trono realizado por Manuel de los Ríos entre los años 1978 y 1987, bajo el diseño de Antonio Dubé de Luque. Bendecido por el Rvdo. don Francisco Castro Gutiérrez antes de la salida procesional del Miércoles Santo de 1987, y actuando como padrinos el entonces presidente del Ilustre Colegio de Médicos de Málaga, Enrique López Peña, y la camarera de la Virgen Concepción Cueto, en la capilla central porta una talla policromada de Nuestra Señora de Los Ángeles, obra del imaginero Juan Manuel García Palomo en 2011.

Como apunte histórico, nuestra Primitiva Hermandad celebra anualmente cada 2 de agosto el Jubileo de la Porciúncula, que se trata de una indulgencia franciscana de la que disfruta nuestra Cofradía a través del Stmo. Cristo de la Vera+Cruz en la fiesta de la Virgen de los Ángeles, y de ahí viene que la advocación de la Virgen sea Ntra. Sra. del Mayor Dolor Reina de los Ángeles. Así, durante el año, esta Imagen de García Palomo se encuentra expuesta en el lateral derecho de la capilla del Stmo. Cristo de la Exaltación, Ntra. Sra. de Mayor Dolor y San Juan Evangelista y cada Miércoles Santo se ubica en el frontal del trono de Nuestra Madre del Mayor Dolor para recorrer las calles de Málaga.

El cajillo presenta cuatro arbotantes y continúa la línea de capillas con imaginería, sólo rota por las cartelas caladas de orfebrería. En el centro de cada uno de los laterales del trono aparece un ángel labrado de cuerpo entero con una de las piernas adelantada sobre la otra y sosteniendo un farol que lleva a su vez una vela en su interior. Todos ellos obra del taller de Manuel de los Ríos.

Alusión a los orígenes

Las pequeñas capillas que acompañan al cajillo de trono están protagonizadas por imágenes alusivas al origen franciscano de la Archicofradía de la Santa Vera+Cruz y Sangre. Entre ellos destaca San Francisco de Paula en recuerdo de la primera ubicación de nuestro Sagrado Titular -y su Madre a los pies de la Cruz- en una capilla en el cerro de San Cristóbal, que posteriormente sería el convento de Los Victorios y, en la actualidad, el Santuario de la Patrona de Málaga, la Virgen de la Victoria.

En otra de las capillas se encuentra Santa Ana por encontrarse en el convento del mismo nombre; así como San Francisco de Asís y San Luis por haber permanecido nuestra Ilustre Archicofradía en ese cenobio hasta la exclaustración. Asimismo, también figuran San Eloy, patrón de los plateros por la vinculación del gremio con la Cofradía de la Santa Vera+Cruz; y Ntra. Sra. de los Ángeles y Santa María de la Victoria, patronas de los franciscanos y de la Diócesis de Málaga, respectivamente.

No falta tampoco la imagen de San Pascual Baylon, patrón de la Adoración Nocturna al Santísimo Sacramento, y una Inmaculada en recuerdo del Voto Concepcionista. Por último, cierran esta representación iconográfica dos ángeles. Por su parte, la candelería, de metal repujado, cincelado y plateado, es obra de los talleres de Angulo en 2005. En Lucena también se llevó a cabo la reforma del trono entre los años 2010 y 2011.

Bordado por las Trinitarias

El elegante y personal manto que luce Ntra. Sra. del Mayor Dolor cada Miércoles Santo se centra en un diseño de Juan Casielles del Nido realizado por las RR.MM. Trinitarias entre los años 1960 y 1964 en terciopelo azul bordado en oro. El manto de procesión lleva en el centro el emblema de la Brigada Paracaidista, Hermanos Mayores Honorarios de nuestra Cofradía. Como curiosidad histórica, el 2 de mayo de 1968 cuando, en el acuartelamiento de Alcalá de Henares, la Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra recibió su Bandera Nacional en presencia de los entonces Príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, el altar del acto religioso lo centró el Santísimo Cristo de Ánimas de Ciegos con el manto de procesión de Nuestra Madre de fondo, creando una estampa irrepetible.

El palio en terciopelo granate bordado en oro y sedas, diseñado y bordado por José Miguel Moreno entre 2007 y 2010, supuso una novedad en la Semana Santa de Málaga al ser el primer palio con bambalinas y techo de distinto color. La Gloria del palio, también obra de José Miguel Moreno en seda, representa una Virgen Inmaculada.

La crestería fue diseñada por Dubé de Luque y, aunque ha sido reformada en el tiempo, aún conserva la identidad de las líneas del palio con sus peculiares corbatas que cubren las barras y un ostentoso sostenido por dos ángeles turiferarios. Las barras de palio fueron diseñadas por Juan Casielles del Nido en el año 1964 y elaboradas por los talleres Villarreal, costando cada una 9.800 pesetas de la época.

Mayordomía de Ntra. Sra. del Mayor Dolor y San Juan Evangelista


Galería de imágenes